Es uno de los embutidos más sabrosos que existen. La panceta adobada de Embutidos ELE, elaborada con tocino y carne magra de la zona ventral del cerdo, es uno de los embutidos preferidos por la mayoría de consumidores. El motivo principal radica en el proceso de elaboración y curación a la que se somete, clave para que la panceta gane el sabor y el aroma por los que se caracteriza.

La panceta de Embutidos ELE tiene como ingrediente principal la panceta de cerdos criados de manera natural en granjas de Castilla y León, sobre todo de la provincia de Zamora. Nuestro objetivo es ofrecer embutidos que respetan los métodos artesanos tradicionales. Son la única manera de proteger un patrimonio gastronómico único. La utilización de excelentes materias primas y el gusto con el que trabajamos con todos los ingredientes hacen que la panceta de Zamora sea una opción a tener muy en cuenta.

Además de la panceta, utilizamos sal, pimentón, ajo y orégano. De esta forma, disfrutarás de un sabor único, del sabor tradicional que solo los embutidos de Zamora te pueden ofrecer. Todo ello deriva de un proceso de curación absolutamente natural, el cual tiene lugar en nuestros secaderos. Puedes comprar panceta adobada ELE de varias formas:

  • Cuarto al vacío (600 gramos aproximadamente)
  • Medio al vacío (1.200 gramos)
  • Entero al vacío (2.400 gramos)
  • Loncheado (100 gramos)

Se trata de uno de los embutidos de Castilla y León que mayor valor nutritivo tiene por su aporte calórico y es una fuente estupenda de vitaminas (K, B3, B9 yB4) y minerales fundamentales para nuestro organismo, tales como hierro, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio y fósforo.

Panceta artesanal de Castilla y León

La panceta ELE es un producto artesano elaborado en Zamora. La elaboramos con carne procedente de los músculos ventrales, la parte que se ubica entre la piel y la carne, de cerdos selectos criados en Castilla y León. Nuestro compromiso con la calidad es incuestionable. Por ello, trabajamos con granjas especializadas en la cría natural de animales, con cereales y piensos de gran calidad, para ofrecerte un producto 100 % artesano.

En Embutidos ELE llevamos más de 50 años preparando todo tipo de productos para que los disfrutes en la mesa. Por ello, ponemos todo nuestro empeño en los procesos de curación y adobo de nuestros embutidos. Ejemplo de ello es la curación de nuestras pancetas, un proceso que llevamos a cabo en nuestros secaderos naturales y que marca el rico sabor de todos nuestros productos.

En el caso de la panceta adobada es necesario enterrar varios días la carne bajo sal gruesa. Después, limpiamos y dejamos que seque para que adquiera todas sus propiedades. Pasadas entre cuatro y seis semanas, y después de añadir ingredientes como el ajo, el orégano y el pimentón, la panceta estará lista para tu disfrute. Todo ello es posible gracias a las condiciones de humedad de nuestra tierra. La ubicación de nuestra fábrica, situada en Roales (Zamora), es idónea para la curación de todo tipo de embutidos artesanos.