Ha llegado el momento de probar el mejor jamón de Zamora. Nuestro jamón procede exclusivamente de cerdos selectos criados en Castilla y León y alimentados con piensos naturales. De esta forma, garantizamos la calidad de nuestros productos, la cual se refleja en el excelente sabor y las magníficas propiedades que conserva. El jamón Gran Reserva de Embutidos ELE es ideal para fortalecer nuestros músculos y huesos ya que aporta una gran cantidad de vitaminas, calcio y hierro.

Son numerosos los beneficios que el jamón de Zamora puede aportar a tu salud. Para empezar, el jamón Gran Reserva de Embutidos ELE es rico en grasas insaturadas, las conocidas como grasas buenas. El ácido oleico presente en el jamón es fundamental para reducir el colesterol malo. También es una fuente de vitaminas B y E, esenciales para prevenir dolencias cardiacas y evitar que nuestro cuerpo se oxide.

Puedes comprar jamón Gran Reserva de Embutidos ELE en tres presentaciones:

  • Trozo de jamón al vacío (900 gramos aproximadamente)
  • Loncheado (100 gramos)
  • Pata de jamón al natural (9,5 kilos)

Recuerda que nuestro jamón Gran Reserva tiene esa denominación por el tiempo de curación que pasa en nuestros secaderos naturales. En total, el proceso de curación tiene una duración aproximada de 15 meses, aspecto que diferencia al jamón Gran Reserva de otras opciones como el bodega o cava (9 meses) y reserva o añejo (12 meses).

Jamón Gran Reserva de Castilla y León

El jamón Gran Reserva de Embutidos ELE es un producto artesano originario de Castilla y León, sinónimo de que llevarás a tu mesa un alimento de calidad. Todos los cerdos con los que elaboramos nuestros embutidos son originarios de la zona, sobre todo de la provincia de Zamora, un aspecto clave para garantizar la entrega de embutido artesano de gran calidad.

Queremos que disfrutes del jamón de nuestra tierra. Zamora es una provincia de vocación ganadera y agrícola. Por ello, hemos desarrollado métodos de crianza ganadera y de fabricación de embutidos tan innovadores como respetuosos con los cánones que marcan las buenas costumbres. Al comprar jamón Gran Reserva de Embutidos ELE tendrás acceso a un excelente embutido artesano de Zamora.

Fases de elaboración del jamón Gran Reserva

En Embutidos ELE nos preocupa el método de elaboración del jamón Gran Reserva. De esta forma, garantizamos la entrega de embutidos que conserven todas las propiedades y todo su sabor. El jamón Gran Reserva de Embutidos ELE es sometido a cuatro fases muy concretas para que puedas disfrutar de un verdadero manjar.

  1. Salazón

Todo empieza con el proceso de salazón. Enterramos nuestros jamones para deshidratarlos y potenciar al máximo su sabor. El tiempo que pasan bajo tierra depende del peso de cada pata, aunque no suele superar las dos semanas.

  1. Lavar y perfilar

Después, lavamos las piernas de jamón para retirar la sal que sobra y continuamos con el perfilado. Los jamones pueden cambiar de forma al estar unos sobre otro. El jamón recupera su aspecto original gracias al perfilado.

  1. Secado

El secado es el momento clave. Por ello, nuestros secaderos son totalmente naturales. Controlamos la temperatura y la humedad de manera constante. En caso contrario, el jamón podría perder el grado de sal idóneo. Este proceso puede durar unos tres meses.

  1. Maduración

Por último, la maduración. En esta etapa adquieren ese aroma que tanto nos gusta. Nuestros jamones Gran Reserva permanecen una media de doce meses en las cámaras de secado para ofrecerte el mejor sabor posible.